26 may. 2010

FORCOLA 2.0

HEMOS ESTRENADO WEB

VISÍTANOS EN




15 mar. 2010

EL FUNCIONARIO POETA


«No hablo la lengua de las realidades, y entre las cosas de la vida me tambaleo como un enfermo que ha guardado mucha cama y que se levanta por primera vez.»

El libro del desasosiego me lleva acompañando desde hace años, la lectura de Pessoa es siempre, a modo de un ritual, una relectura que, cada vez que programo un viaje, me despierta de la rutina y me hace reflexionar, tomando conciencia, en escorzo, de lo fugaz y provisional de toda aventura personal. De esa melancolía pessoana se hace eco el libro de Carlos Eymar, El funcionario poeta: «ninguna obra como El libro del desasosiego ha sabido extraer tanto jugo de la vida sin brillo del oficinista».

Nos dice Pessoa, en otro momento: «Toda la vida del alma humana es un movimiento en la penumbra. Vivimos, en un anochecer de la conciencia, nunca seguros de lo que somos y de lo que nos suponemos ser». Eymar dirige su mirada hacia ese oficinista, trasunto de funcionario, que «percibe, tenuemente, a través de la ventana, el bullicio y los olores callejeros, abandonándose, con resignación a una suave melancolía que sabe estéril cualquier intento de huida».
Fue en algunas de las múltiples oficinas comerciales de Lisboa donde Pessoa escribió muchas de sus poesías, donde sufrió, amó y se estremeció ante las tormentas.

«¿Qué secreto vínculo pudo establecerse entre su alma poética y la frustrante realidad oficinesca?», se pregunta Carlos Eymar en un libro que pretende desgranar una estética de la burocracia, utilizando como pilares la vida y la obra de escritores como el propio Pessoa, representante de una poetización de la oficina, Kafka, ejemplo de la doble vida que todo funcionario poeta lleva modo de homo duplex, o Kojève, ejemplo a su vez del funcionario cosmopolita. El personaje de Ante la Ley, a modo de alter ego del propio Kafka, en ese universo kafkiano hecho de escaleras crecientes, pasillos interminables, suelos minados, trampillas o ventanucos secretos, ejemplifica que, ya sea Dios, emperador, jefe o padre, de lo que se trata es de desvelar la intención de aquellos fugitivos legisladores. Kafka intenta explicar los misterios que entraña el poder, tan sólo entrevistos en la desazón como individuo sometido.

Mediante la parábola, mejor que con cualquier otra descripción directa, el funcionario poeta «puede aproximarse a la comprensión de una sociedad y una vida paradójicas: Kafka se somete al padre y se hace funcionario para, después, tratar de liberarse reinterpretando literaria y alegóricamente su sumisión».

El libro de Carlos Eymar se hace eco de la peculiar toma de conciencia de sí de estos escritores funcionarios, que a modo de aureola, son un aliciente estético que ejemplifica la vocación de los que aún no han asumido la derrota de sus sueños creadores. El funcionario «lleva una vida privada demasiado simétrica a su función pública»; parece una «marioneta dirigida por hilos invisibles de microchips y ondas electromagnéticas», un «actor privado», «bufón anónimo», cuya doble vida implica un paso más hacia el abismo. Este «hombre cibernético, telemático, unidimensional, monocerebral, ordenántropo», ha convertido el fuego de Prometeo en un horno crematorio, donde toma conciencia del vacío y del absurdo, donde descubre «su condición de máquina, de muerto viviente».

El funcionario poeta se alza como el arquetipo de ese impulso al desdoblamiento que pretende, a veces sin conseguirlo, sortear la realidad amenazadora, convirtiendo su obra en una extraña forma de búsqueda de la verdad, una protección contra la muerte, el cautiverio o el poder que nos somete.

Carlos Eymar
El funcionario poeta: elementos para una estética de la burocracia
Fórcola Ediciones

10 mar. 2010

LOS CARRITOS EN LAS LIBRERÍAS. FÓRCOLA EN LA TIENDA ON LINE

Queda poco para el lanzamiento oficial de la página 2.0 de Fórcola Ediciones, pero desde ya revelamos una de sus claves: no tendrá carrito de la compra. Respondiendo al llamamiento de Paradigma Libro "el carrito de la compra sólo en librerías", los libros de Fórcola dispondrán de un enlace a las librerías on line que oferten en sus plataformas nuestros libros.


Y para muestra un botón. Aquí os dejamos disponibles los enlaces a los carritos de varias librerías on line nacionales e internacionales que ofertan ya en sus secciones de novedades el libro de Juan Domingo Argüelles, Si quieres... lee. Contra la obligación de leer y otras utopías lectoras:



17 feb. 2010

Lectura en el Metro


señales en el Metro, originalmente cargada por Fórcola Ediciones.

La lectura es una experiencia radical que transformará su vida si no lo ha hecho ya. Esa experiencia vendrá siempre propiciada por un encuentro personal.

Será un amigo, un familiar, un amor, todos ellos, guardianes de puertas, quienes les tenderán la mano para mostrarles un libro, un libro que habrá a su vez transformado la vida de cada uno de ellos. Como nos dice Juan Domingo Arguelles en su libro, “Si quieres… lee”, la lectura, como el amor, no se impone. Se descubre. Se encuentra, se ofrece.

La verdadera lectura, aquella que nos produce esa experiencia gozosa y repetible, supone el ejercicio de nuestra libertad, no puede ser producto de una obligación. Porque los lectores no se fabrican en serie, no son productos de mercado, no son cosas manipulables, no son objetos cuantificables por políticos o estadísticas.

Son personas con un misterio en su corazón, que gracias a la lectura de un buen libro, ofrecido por una mano amiga, quizá descubran para su felicidad. Y es que si la lectura y los libros no nos ayudan a ser más felices y a transformar nuestras vidas, no sirven de nada, se quedan reducidos a simples… papeles pintados.

José A. Villota, dragón lector

"El libro y la lectura adquieren sentido cuando suscitan reflexiones, dudas, inquietudes, subversiones, gozo y desdicha, euforia o melancolía en quien lo lee. Porque al leer, nos leemos y adquirimos más conciencia de lo que somos; al leer, pensamos y sentimos lo que ya hacemos, de todos modos, sin libros."

Juan Domingo Argüelles, en "Si quieres... lee".

15 feb. 2010

Lecturas de aeropuerto


aeropuerto_méxicoDF_2008, originalmente cargada por Fórcola Ediciones.

Cualquier momento es bueno para leer un buen libro. Aquí, esperando el vuelo en México D.F. para regresar a Madrid después de la FIL de Guadalajara. El libro, recuerdo, era muy bueno, tanto que no recuerdo el dolor de espalda.

Señales en el Metro


señales en el Metro, originalmente cargada por Fórcola Ediciones.

"Señales" es una colección de libros de ensayo, de autores españoles e hispanoamericanos, que recoge temas relacionados con cultura y sociedad. "Señales" es, en ese sentido, una colección muy urbanita, que recorerá la ciudad como el flanêur de Walter Benjamin:

"Importa poco no saber orientarse en una ciudad. Perderse, en cambio, en una ciudad como quien se pierde en el bosque, requiere aprendizaje. Los rótulos de las calles deben entonces hablar al que va errando como el crujir de las ramas secas, y las callejuelas de los barrios céntricos reflejarle las horas del día tan claramente como las hondonadas del monte. Este arte lo aprendí tarde, cumpliéndose así el sueño del que los laberintos sobre el papel secante de mis cuadernos fueron los primeros rastros."

(Infancia en Berlín hacia 1900)

15 ene. 2010

Entrevista en literaturas.com


«Reivindico otro tipo de edición, la que Einaudi bautizó como "edición-sí", que tiene mucho de artesano, que busca la diversidad editorial, alejada de los grandes mercados, más cercana a la cultura, a la reflexión, al pensamiento, sin renunciar, por supuesto, a llegar con libros de calidad al mayor número de sensibilidades».

El panorama literario español es, cuando menos, extraño. A la cifra en descenso de lectores de libros y la crisis económica se une la cada vez menos sorprendente aparición de editoriales independientes. Este fenómeno no es nuevo ni despierta prácticamente el interés de casi nadie, pero no podemos dejar pasar la oportunidad de fijarnos en Fórcola, cuyo director, Javier Jiménez, todoterreno del mundo cultural (alguien que conoce como pocos todos los recovecos de la industria del libro), nos ofrece una jugosa entrevista para darnos a conocer su proyecto editorial, que sobresale por la calidad de los textos hasta ahora escogidos, por la cuidada edición y por la arriesgada apuesta de contenidos (arriesgada porque escocerá a muchos que, defendiendo la cultura, se defienden a sí mismos)

Cuqui Weller.
Entrevista completa en literaturas.com

22 oct. 2009

Señales... de humo

Fórcola se prepara para su puesta de largo, el lanzamiento de una nueva línea editorial dedicada al ensayo, que bajo el lema de "Señales", se presentará el próximo 1 de diciembre en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Estado de Jalisco, México.

Señal: marca o nota que se pone o hay en las cosas para darlas a conocer y distinguirlas de otras. Signo o medio que se emplea para luego acordarse de algo. Imagen o representación de algo.

La colección Señales abordará temas de actualidad que limitan con la filosofía, la sociología, el arte, la arquitectura, la música o el cine, con libros de autores españoles y latinoamericanos contemporáneos. El ensayo "en español" será el protagonista de esta colección que pretende llevar al público lector libros que susciten su curiosidad e interés.

Todo esto y más en breve en www.forcolaediciones.com.

10 ene. 2009

La fórcola veneciana

Venecia es desde hace años una de mis pasiones, no sólo viajero-literarias, compartida con escritores que frecuento como Joseph Brodsky, Javier Marías o Mauricio Wiesenthal, sino verdadero icono de referencia como editor: Aldo Manucio, uno de los padres de la edición, tuvo casa, imprenta y librería en una de sus calles. La inspiración veneciana propició el nacimiento de Fórcola Ediciones, y la fórcola es, desde su fundación, su logotipo. La fórcola es un tipo de horquilla utilizada en la boga veneciana (técnica particular de remo que se desarrolla en el área de la Laguna de Venecia y en sus zonas limítrofes, en la cual un solo remero, con uno o dos remos, puede ser suficiente para hacer avanzar la embarcación). La fórcola, hecha de madera dura y tallada con minuciosidad, se trabaja de forma artesanal, sobre una curvatura natural del árbol, por lo que no hay dos fórcolas iguales. La fórcola que hoy en día conocemos es el fruto de la evolución de la boga veneciana durante siglos. Tiene el aspecto de una escultura, y de hecho muchas personas, venecianas o no, tienen una en su casa imitando su forma. Una experimentación de siglos ha conseguido que las formas de este tipo de aparejos sean realmente elaboradas. Cada curva, cada ángulo, cada inclinación tiene una función bien precisa en la economía de la palada. (Agradezco a mi amiga Mar Velasco la transcripción del italiano de alguno de estos detalles). El diseño de la fórcola depende del uso de precisos contornos y perfiles que cambian en función de la tipología de la embarcación y de la posición de boga a la que son destinadas. El material utilizado para la cosntrucción de las fórcolas es la madera. Las piezas favoritas de los remèri (artesanos constructores de fórcolas y remos) deben responder a las características de notable dureza y elasticidad. Existen así fórcolas de nogal, de peral o de cerezo. Sus curiosas formas y su ancestral historia, como objeto singular y único en el mundo, me inspiraron para bautizar la editorial, pero no era fácil encontrar un logotipo. Desde el principio busqué la manera de hacerme con él, sin tener que recurrir a la habitual salida tipográfica. La solución artística del logotipo la logró Jose Benito, sobre un modelo de mi mujer. Jose Benito, diseñador y dibujante, ha logrado recuperar la estilidad de la pieza y su inspiración marinera, aunándola con la rudeza de la madera con la que se fabrica y la fuerza del nombre, en esdrújula ritunda. El resultado, el azul marinero de la Laguna sobre el blanco marmóreo de Santa Maria della Salute, recoge todo el espíritu veneciano en el que la editorial se inspira. Jose Benito es a su vez el ilustrador del primer cuento ilustrado que he publicado, Leo, el Dragón lector.

9 ene. 2009

Día de cumpleaños

Todos los días del año son "no-cumpleaños", como nos recuerda El sombrerero loco, pero todos los años hay un día, único, irrepetible, muy especial: es el día de tu cumpleaños. Ese día llegó para Leo, el Dragón lector. Y como en todo cumpleaños, no podía faltar la tarta. En el mundo mágico de Dragonia una tarta no es sólo un pastel delicioso, sino un verdadero manjar, en este caso traído desde el lejano reino de Disueño, el país de la Reina Blanca.
Y en este día de cumpleaños, Leo celebró tres cosas: el cuarto aniversario de la librería donde Pilar y José le han proporcionado un hogar estable en Madrid; su nacimiento como personaje de un libro, Leo, el dragón lector, y lo más importante, un año más inspirando los sueños y la imaginación de muchos niños y niñas, que vuelan todos los sábados para seguir disfrutando con las Historias del baúl y con las Leyendas de Dragonia.

26 nov. 2008

Pilar Pérez habla de Leo. Entrevista con Estrella Cardona


Pilar Pérez, el hada madrina de la Librería El dragón lector, nos cuenta cúando y cómo nació Leo:

"Todo comenzó hace más de cuatro años cuando, todavía con la librería de la calle Españoleto en preparación, me di cuenta de que nuestro sentir, nuestro objetivo prioritario de acercar la lectura a los pequeños lo quería transmitir a través de un personaje fantástico, sabía que ese lenguaje ellos lo recibirían con los brazos abiertos. Así que un día, como te decía todavía con la librería cerrada, le pedí a mi marido, José Andrés, que pensara en una historia con un dragón azul, que nos sirviera para proponer la lectura a los pequeños transmitiéndoles los mensajes que veíamos necesarios: la lectura como fuente de sabiduría y diversión".

Juan Cruz habla de Leo, el Dragón Lector

Con motivo del nacimiento de Leo, el Dragón lector, tuvimos el placer de contar con la presencia del escritor y periodista Juan Cruz: "Les oí hablar con entusiasmo de los libros, cómo hacerlos, cómo divulgarlos, y percibí de cerca, otra vez, cuál es la grandeza de ese oficio de editar, de poner libros a la disposición de la gente, animados por una primera y esencial propuesta: que te guste lo que lees para que los demás disfruten de aquello que a ti te ha entusiasmado. Hablaron de Leo, el Dragón lector, de sus páginas, sus dibujos, el tipo de letra. Escuchándoles me dieron ganas de quedarme para siempre a vivir dentro de una librería o de una biblioteca, buscando en lo que saben los libros mucho más que lo que sé y mucho más que lo que he de saber saliendo a la calle".

Gracias Juan por tu amistad y tus palabras.